viernes, 12 de diciembre de 2008

Bloqueo del periodista

Cuesta escribir, sí, pero no siempre. Cuando realmente cuesta es en el deber, y en el tono obligado de las pautas, cuando mi voz se duerme entre los lápices gastados, y en el punto y aparte de las medias páginas calculadas caracter por caracter...

...y en el carácter del jefe. Y nótese aquí la presencia del acento.

2 comentarios:

Dagnia dijo...

Si te lo hubiese contado yo, no habría encontrado tanta empatía y coincidencias. =/

Me encanta tu blog por lo nutrido, variado y auténtico. =)

Dagnia dijo...

Si te lo hubiese contado yo, no habría encontrado tanta empatía y coincidencias. =/

Me encanta tu blog por lo nutrido, variado y auténtico. =)