viernes, 26 de junio de 2009

Mi teoría sobre la muerte de Jackson

Hoy llueve en Caracas como si la ciudad llorara por Michael o por Misia Farrah, y yo, que tengo puestos uno de mis vestiditos de carajita eterna, pago el pato y quedo toda pringada de agua sucia por culpa de esos dos seres que estiraron la pata del mismo modo en que lo hicieron mi abuelo, mi tía política, mi profesor de literatura del bachi, e incluso, mi virginidad, y ninguna ciudad lloró por eso. No es justo. yo habría querido que Caracas llorara por la muerte de mi virginidad. O al menos Guatire, o que se rompiera un grifo en el Museo de los Niños, o algo así, pero ninguna ciudad llora copiosamente si uno no es un ángel de Charlie o un posible pederasta en vías de descomposición cutánea.

No quiero hablar más de ese hombre, en serio. Vamos, que sí me dejó consternada su huída de este mundo, muestra de ello son un par de post que coloqué en mi otro blog (que si pinchan aquí le llegan), pero ahorita, pensando las cosas con más claridad creo que por quienes realmente deberíamos sentir dolor es por sus acreedores, que se quedaron peor que todos nosotros cuando se enteraron de que ya no les iban a dar sus churupos.

Entonces se me ocurrió algo este mediodía mientras me comía un pan dulce sentada en el lobby del edificio en el que trabajo: yo creo que el hombre realmente no está muerto. Creo que se sometió a los efectos de la radiación hasta que se convirtió en algo así como el protagonista de Powder (Pura energía) y desde ahora va a ir por ahí con el pelo rapado electrocutando a cuánto niño se le acerque, en modo de venganza por los 23 millones de dólares que tuvo que darle aquella vez a la familia que lo demandaba por haberle quitado la flor a su hijo.

Repito: sí me da cosa con el hombre. Yo vi Moonwalker no menos de 15 veces y hasta la última vez quedé fascinada, pero George Harrison se murió un 29 de noviembre hace muy poquitos años y en mi ciudad no llovió ni un poquito, y eso me indigna. Yo hubiese querido quedar mojada con la lluvia de un Beatle, pero de un Jackson five no.

1 comentario:

Luis le Grand dijo...

bueno que tampoco es como que no perdimos a un gran artista... ni tan calvo ni con dos pelucas.

Obviamente concuerdo con que George Harrison paso desapercibido, pero lamentablemente es el Beatle menos conocido... (y lamentablemente los Beatles son menos conocidos que Michael Jackson por una cuestion de mercadotecnia y de antiguedad).

Ademas, Harrison ya no estaba haciendo nada, mientras que Jackson habia anunciado una nueva gira y la gente como que estaba emocionada por su "come back".

Ademas, con tanto peo de pedofilia y mutacion, la gente ha olvidado que el título de "Rey del Pop" no lo tiene en vano. No sólo era una de las personalidades más famosas del mundo, sino que el pop, como lo conocemos hoy en día, no existiría sin él (para bien o para mal). Todos los bailes que hacen Britney, Madonna, Chris Brown, Usher y Justin, al igual que el estilo musical está basado en todo lo que Jacko Wacko hizo en los 80's y 90's.

Así que, si bien también estoy de acuerdo con que se está haciendo DEMASIADA buya por la muerte del pana (sí, se murió... déjenlo ir y superenlo), tampoco podemos decir que lo único que perdió la industria musical fue a un tipo raro acusado de pedofilia.