viernes, 20 de agosto de 2010

ºF 451: temperatura a la que el papel de los libros se enciende y arde...

Fui comelibros casi toda mi vida, y lo sigo siendo, sólo que hace algún tiempo me di un break para dedicarme a otras cosas y paré la lectura como por un año. Los libros para mí son puentes, portales dimensionales, boletos ida y vuelta a otros mundos, y en muchas ocasiones, el boleto de vuelta nunca es utilizado.
Hay libros que te marcan, que te llevan a percibir la vida de otra manera. Yo he leído todo cuanto ha caído en mis manos, aunque sé que es poco y que siempre lo será, y eso me angustia un poco, aunque sé que no tiene sentido preocuparse por algo tan inevitable.
Hace tres días terminé El reino de este mundo, de Alejo Carpentier. Bonito libro, muy bien escrito, sencillo y con un final profundo y hermoso, pero me dejó con hambre de algo un poco más rudo, más lleno de cataclismos y desastres, je, así que hace dos días comencé Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, y desde la primera línea ,"Es un placer quemar.", me ha tenido enganchada.
La historia va de una sociedad posterior a la que vivimos ahora, en la que la población se ha multiplicado groseramente y el poder, como era previsible, se ha concentrado en un grupo muchísimo menor de personas que utilizan al ciudadano común como fuerza de trabajo, valiéndose del poder que tienen los medios de comunicación para alienar, idiotizar, esclavizar y despojar al hombre de su curiosidad característica, su interés por el mundo, su intelecto, pues. Un mundo en el que los libros han sido decretados objetos prohibidos, las casas han sido recubiertas con un manto antiincendios, y las mangueras de lo que llamamos bomberos, en lugar de escupir agua tienen la función de escupir kerosene sobre montañas de libros, esos objetos peligrosos que solamente sirven para destruir a la sociedad. En la historia los hombres leídos son cosiderados armas letales.
No sé si es por mi interés en los libros y en el asunto de la manipulación mediática, pero creo que es una historia que todos deberíamos leer.
Si no les importa leer en la compu, aquí les dejo el link para descargar el libro.

No hay comentarios: