domingo, 26 de junio de 2011

Cuando no me baño me pongo reflexiva

(ademàs de que revelo màs informaciòn de la que debería)

La ùnica manera de que me bañe un domingo es que haya una razón para tal cosa. Y no hay misa ni ritual dominical que cuente como motivo, no. La ùnica razòn vàlida para cometer semejante falta a la cordura es que haya alguien que me huela, y esto sòlo si el oledor huele mejor que yo, mira que si ambos estamos entregados al Eau de mandril, y hacemos el pacto de no mencionar tal situaciòn, listo, no nos bañamos y ya.

No bañarse un dìa por semana le viene bien a cualquiera, es un derecho. Probablemente hasta ayude a crear anticuerpos, o a darle descanso a la piel de tanto jabòn.Y de paso cuidas el ambiente, son unos cuantos llitros de agua que se ahorran, y en cuestiòn de un año seguramente habràs dejado de echar a océano una buena cantidad de jabòn y de mugre. Claro que la mugre se queda contigo, pero sòlo por un dìa, que el lunes te la quitas con retroactivo y listo el pollo. Ademàs, chico, Shakira tampoco se baña, pa que lo sepan.

Hace un rato se fue a hacer sus cosas el nuevo monstruo de mi vida, el grande, el único que podía haberme convencido de darme un baño, porque si es por el chiquito no nos bañamos ni el domingo, ni el lunes, y capaz y hasta hacemos competencia a ver cuál de los dos se aguanta por más dìías.

Y bueno, soy una monstrua de cuento y cuando era cachorra me enseñò mi padre que cuando uno se baña los domingos pierde la ferocidad.

La tìa Clara, que no era mi tìa, pero era la señora que me cuidaba, cuando no me querìa bañar me consentìa y se hacìa la loca a pesar de mi hedentina a guaralito. "¡Eso sì!", me decìa, "¡antes de dormir te lavas bien las partes!" y yo me quedaba pensando y me iba a lavar las partes que la lògica me decìa que tenìan que ser lavadas, pero luego me iba a dormir con la duda y diseccionaba mentalmente mi cuerpecito en montones de partes y me preguntaba si me habìa equivocado, porque, claro, ella me hablaba de las partes, pero nunca hubo un acuerdo de confidencialidad en el que se explicara ese asunto de las partes.

Luego con el tiempo me enterè de que estaba en lo cierto, cuando mi papà usò dos palabras que no escribirè acà para contarmne cuàles eran las partes en cuestiòn. Hoy que soy grandota, tengo casi 25 años y soy fan de Harry Potter, he decidido que cuando le hable a mi hija aùn no nacida (ni encargada (creo, jajaja)) de sus partes, en honor a Vold.. al que no debe ser nombrado, le voy a decir:  ANDA A LAVARTE LA YU-NOU-JÚ!!! (you know who) y ella, tan juiciocita irá obediente a lavarse las partes. :)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=xUFsMTVVUVE

La monstrua dijo...

Què preciosa canciòn. Me recuerda mucho a mi infancia y a los sábados con mi papà cantàndonos canciones, arreglando el carro y contruyendo bibliotecas :)