martes, 7 de junio de 2011

EL ABARATAMIENTO DE LAS MOMIAS


"Si los líquidos para momificar se hallan en todas las casas, 
si su adquisición es tan fácil, 
¿quién nos dice que un día no lleguen a inyectárnoslos?
Muchas trágicas equivocaciones han ocurrido y ocurren todos los días” 

ENRIQUE BERNARDO NUÑEZ



Los que cultivan la egiptología
deben de estar que brincan de alegría,
pues lo que en ese gremio más se encomia
que es tener una momia,
será en lo sucesivo tan factible
como tener hoy día un  “convertible”;
bastará con llegarse a la botica
y comprar la inyección que momifica
y el resto será cosa de encontrar
a quien momificar.

Figúrate, lector, que mantequilla:
Que mediante una cosa tan sencilla
pueda cualquiera aquí tener su momia,
cuando otros muchos hay que junto al Nilo
por descubrir alguna echan el kilo
y al final los abate la estegomia
y si no la estegomia el cocodrilo!

Pero al estar de todos al alcance
el líquido en cuestión
¿quién impide que surja algún percance
y  que nos momifiquen a traición?

¡Con razón teme Enrique
que alguno por error lo momifique!
Si hay gente, como ocurre a cada rato,
que creyendo que es chicha o es carato
se  “empujan” un perol de creolina
sin que les diga nada la  hedentina,
¿qué no sucederá con una droga
que  “ni huele ni hiede”,
y que al ponerse en boga
no  habrá  una  casa  en  la  que  no  se hospede?

Ocurrirá sin duda más de un chasco;
por  ejemplo,  el  que  a  causa  de  un chubasco
o de un baño nocturno, se constipe,
se compra una inyección para la gripe,
con otras medicinas la coloca,
y ...el que venga a inyectarlo se equivoca.
¡Por  no  hacer  de  la  ampolla  un  buen examen
lo convierte en un nuevo Tutankamen
!Y contra eso si que no hay quien pueda:
quien momia se volvió, momia se queda!

De manera, lector, que nos gozamos,
pues si tenemos más que suficiente
con los momificados que ya estamos,
¡como será la cosa si agregamos
la momificación por accidente!

Aquiles Nazoa

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cada vez que tengo la oportunidad de leer Aquilez, me digo:
Aprovecha este momento y estas letras ,
que como a este poeta, la inspiración me puede llegan frente a una impresionante vista, ó sentado en una poceta .