miércoles, 6 de julio de 2011

Bicentenario según los monstruos

(no cabe duda que los monstruos somos de muy simple pensar)

Lo reconozco: mi Bicentenario no fue muy patriótico.

...en lo que a cuestiones de protocolo histórico y militar respecta, claro. De resto, todo muy santo y muy patriótico, sí. En eso de disfrutar el día al máximo, digo, y valorar cada minuto de la vida, y compartir, y reconocer que realmente se necesitan muy pocas cosas para ser feliz.

Fue un buen Bicentenario, no me enteré de mucho (hace semanas que no me entero de mucho de lo que acontece a mi alrededor, pero es un asunto voluntario y genial) ni hablé con casi nadie, pero me bastó. Celebré la patria siendo, simplemente, muy feliz.

...Y ¡caray! con la fatiga que le queda a uno.

En otro orden de ideas: qué difícil fue encontrar alguna imagen alusiva al Bicentenario que no fuera esta de Google, o imagen gráfica de la celebración, cosas así. Seguramente busqué mal, pero es que ni en flickr conseguí fotos finas.

Pero el doodle estuvo bonito, pues.

Y eso habla de lo simplemente facil y bonita que se aprende a tomar una la vida cuando todas las cosas están marchando tan bien :)

1 comentario:

NoSe dijo...

los que quieran patria, que vengan conmigo...