domingo, 24 de julio de 2011

La sabiduría Exupéry

Dijo el principito:

"No supe entonces entender nada! Debería haberla juzgado por los actos y no por las palabras. Me perfumaba y me iluminaba. Nunca debería haberme escapado! Debería haber adivinado su ternura detrás de sus pobres artimañas. Las flores son tan contradictorias! Pero yo era demasiado joven para saber amarla."


Y sí, soy la rosa. Y tengo pequeñas espinas,
¡pero me siento tan sola si el príncipito no está para cuidarme de las orugas!



No hay comentarios: