viernes, 15 de julio de 2011

El último adiós a mi niñez

A lo largo de la vida uno aprende muchas cosas sobre sí mismo. Una de las mías es que la única cosa fantasiosa en la que he creído realmente es en el mundo mágico de J.K. Rowling, en Harry Potter, en el winguardium leviosa y en las varitas del señor Olivander.


Bien: hoy vi HP7-2. Si no sabes lo que significan esas siglas, mejor cierra este post y vuelve pronto. Si en cambio pestañeaste lentamente al leerlas y sentiste un pequeño dolor en el corazón al revivir las imágenes de Snape en el pensadero, entonces pasa con confianza, quiero contarte mis reflexiones.

(haz click para agrandar)



1 comentario:

Jess dijo...

Yo he visto todas las pelis menos la segunda parte de la última.

No había leido los libros cuando ví las pelis y ya ni me acordaba bien de las anteriores y notaba que me faltaba información, por lo que decidí leerme los libros (ya tenía ganas desde hace tiempo).

Voy por el tercero y estoy volviendo a ver las pelis a medida que voy leyendo los libros.